CERRAR ✕
Ingresa tus datos
y te contactaremos muy pronto.

¡Gracias! Recibimos tu información

Ups! Algo salió mal enviando tu información.

nuestra historia

Más de 29 años protegiendo los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes

Toda obra requiere de principios y valores, pero principalmente de forjadores, aquellos que cuando no hay nada tienen la fe, la fortaleza y la perseverancia para hacerlo todo y soñar siempre con más. Nuestra Fundación tiene estas personas, a esos entusiastas que dieron los primeros pasos, sin los cuales no sería posible todos los otros que hemos ido dando, ni los que vendrán.

Con fe y trabajo, el 17 de septiembre de 1988 es un día marcado de nuestra historia. El Hno. Leo y el Padre Gaspar visitaron por primera vez una propiedad en Peñaflor que pertenecía al Consejo de Defensa del Niño. Estaba semi-abandonada y en venta. Con la generosa ayuda de religiosos de Holanda, fue posible adquirir la propiedad, lo que se concretó el 25 de octubre de ese año.

En enero de 1989, se iniciaron las entrevistas para contratar el personal que haría posible nuestro desafío. Formar un hogar que superara las falencias observadas en otras instituciones y que diera realmente a los niños y niñas, la oportunidad de una formación integral, que los ayudara a vencer las desventajas y los riesgos de la vulneración que viven.

El 01 de marzo de 1989, llegaron los primeros cinco niños. Era solo la partida. El 14 de mayo de 1989, con una Eucaristía inauguramos oficialmente la Aldea Mis Amigos. Para ello, hubo que hacer nuevas construcciones, reparaciones, adquisiciones y levantamos una hermosa capilla.

Conoce a nuestros Fundadores
Trabajemos Juntos
Aporta